• Respuesta inmediata: +34 924 730 180

Archivo de categoría análisis

PorLaboratorio

Nuevos contaminantes detectados en aceites vegetales

El glifosato es uno de los herbicidas de amplio espectro más populares y extendidos y uno de los nuevos contaminantes en aceites que determinamos en Indlab.

En Indlab apostamos por la inversión y la mejora continua. En esta línea, hemos trabajado intensamente en la puesta a punto de métodos para la determinación de nuevos contaminantes en aceites vegetales.

Tras lograr ser laboratorio acreditado en multirresiduos y determinar en aceites vegetales comestibles cerca de 230 residuos mediante cromatografía de gases y líquida; actualmente estamos trabajando en la acreditación de otros contaminantes.

En paralelo, hemos avanzado para ofrecer la determinación exitosa de nuevos contaminantes.


Nuevos contaminantes detectados

Glifosato en aceite.
Diquat en aceite.
Paraquat en aceite.
Micotoxinas en aceite (aflatoxina B1, B2, G1, G2, Suma (B1+B2+G1+G2), Deoxinivalenol, Ocratoxina A, Zearalenona).
Fosetil en aceite.
Clorato y perclorato en aceite.
PCBs no similares a dioxinas en aceite.


Estos nuevos contaminantes se suman a los que ya se ofrecen en el laboratorio; como la determinación en aceite de MOSH MOAH, 2-3 MCPD y glicidol, hidrocarburos policíclicos aromáticos, hidrocarburos minerales, disolventes halogenados, ftalatos, metales pesados y los multirresiduos.

La inversión en instrumental y nuevos equipos, acompañada de la constante formación de nuestro personal y ampliación de plantilla nos permite adaptar nuestra oferta de servicios a las peticiones de nuestros clientes. De esta manera, tratamos de satisfacer en nuestro laboratorio todas las necesidades analíticas del sector del aceite.

Encargar análisis

Respalde la calidad, pureza y seguridad de sus aceites con Indlab, el laboratorio privado español más reconocido a nivel nacional e internacional.

(Respuesta en menos de 24/48 horas)

Foto de Investigación creado por freepic.diller – www.freepik.es

PorLaboratorio

Acreditados para la determinación de cerca de 230 plaguicidas en aceites vegetales comestibles

Somos uno de los 3 laboratorios del mundo con más acreditaciones para los aceites vegetales comestibles.

El laboratorio acaba de recibir la acreditación de ENAC para la determinación de cerca de 230 residuos de plaguicidas por cromatografía de gases y líquidos.

Esta acreditación complementa el reconocimiento internacional del COI en la determinación de contaminantes con el que ya contábamos.

La acreditación cubre todos los aceites comestibles como el de oliva y otros vegetales como el de semillas, algodón, soja o pepita de uva

Logramos acreditar ante ENAC nuestra competencia técnica en la determinación de residuos de plaguicidas para todos los aceites vegetales comestibles mediante cromatografía líquida y gaseosa conforme a la Guía Sante de la Comisión Europea.

Hasta la fecha, y atendiendo al número de plaguicidas y tipos de aceites amparados, nadie antes lo había conseguido en España. Un enorme reto que hemos vuelto a superar. Con esta nueva acreditación, que se suma a la obtenida para todo el reglamento 2568/91, nos situamos entre los 3 laboratorios del mundo con mayor número de ensayos acreditados en aceites vegetales comestibles.

La mayoría de laboratorios acreditados para la determinación de plaguicidas lo están solo para su detección mediante cromatografía de gases, lo que supone obviar un gran número de plaguicidas que, en otro laboratorio como Indlab, podrían dar positivo y, por tanto, afectar al valor del aceite analizado.

Con esta acreditación, nos situamos sitúa como uno de los laboratorios que más respaldo ofrecen a nivel mundial en esta materia para todos los aceites vegetales comestibles. En España, apenas un 35% de los laboratorios acreditados ofrecen la determinación mediante cromatografía de gases y líquidos. De este 35%, solo dos centros lo hacen para todos los aceites vegetales comestibles y somos nosotros el que, con amplia diferencia, ofrecemos un mayor número de residuos acreditados: un total de 227 residuos potencialmente presentes en aceites de oliva virgen, extra, lampantes, orujos, semilla y girasol, además de aceites de soja, maíz, algodón, cártamo o pepita de uva entre otros.

Con esta nueva acreditación el laboratorio ampliamos nuestro alcance técnico que, hasta la fecha, reunía todas las determinaciones del reglamento 2568/91 y nos situó como el primer laboratorio español dentro del Programa de Acreditación de “Ensayos físico-químicos de aceites de oliva y aceites de orujo de oliva” de ENAC.

Esta reciente acreditación de ENAC se suma al reconocimiento internacional otorgado por el COI a nuestra competencia en la aplicación de los métodos de análisis recomendados para la determinación de contaminantes y residuos; además del físico químico avanzado y sensorial.

Nuestro abanico de determinaciones en el campo de los contaminantes incluye, entre otros, los ftalatos, los MOSH MOAH, el 2-3 MCPD glicidol, los hidrocarburos minerales, los hidrocarburos aromáticos policíclicos y los metales pesados.

En Indlab avanzamos así hacia nuestro objetivo de lograr que productores, envasadores, distribuidores y demás partes interesadas tengan un laboratorio que, de forma independiente y con amplio reconocimiento internacional, pueda asegurar sin ningún género de dudas la calidad, pureza y seguridad de los aceites vegetales.

PorLaboratorio

Análisis de 3 MCPD y ésteres glicidílicos

¿Qué son el 3-MCPD y los ésteres glicidílicos?

Son contaminantes que se encuentran en algunos alimentos transformados y en aceites vegetales, en especial, el aceite de palma. El 3 MCPD y sus ésteres glicidílicos se forman durante los procesos de refinación del aceite. La aplicación de elevadas temperaturas (superiores a los 200º) a alimentos ricos en grasa provoca la formación de compuestos químicos como el 2-3-MCPD, el glicidol y los ésteres glicidílicos.

Estos contaminantes pueden detectarse mediante análisis en laboratorio. En Indlab, llevamos años dando servicio a las principales empresas del sector del aceite que analizan con nosotros su producto. Nuestros métodos de análisis están desarrollados y validados a nivel europeo que han demostrado su fiablidad.


¿Por qué es importante hacer análisis y controlar la presencia del 3-MCPD y los ésteres glicidílicos?

Porque los consumidores, y todos lo somos, al ingerir alimentos contaminados con estos compuestos pueden ver afectada su salud de manera grave. Así, el 3-MCPD afecta a la fertilidad, al riñon y al desarrollo de tumores benignos. Por su parte, los ésteres glicidílicos son hidrolizados en nuestro tracto intestinal en glicidol, un compuesto que puede dañar el ADN y producir cáncer.

Por este motivo es necesario analizar en laboratorio los aceites y grasas vegetales susceptibles de tener 3-MCPD y sus ésteres glicidílicos.


¿Cuál es el contenido máximo del 3-MCPD y los ésteres glicidílicos en los aceites y grasas vegetales?

El Reglamento (CE) nº 1881/2006 fija el contenido máximo de determinados contaminantes en los productos alimenticios, entre ellos los metales, los hidrocarburos aromáticos policíclicos o el 3-MCPD. El 28 de febrero, el anexo de ese reglamento ha sido modificado por el Reglamento (CE) nº 2018/290 que añade los límites de los ésteres glicidílicos.

Para conocer si el aceite o grasa vegetal presenta 3-MCPD y ésteres glicidílicos es necesario hacer un análisis que  determine si estos contaminantes superan el contenido máximo fijado por ley.

El 3-MCPD mantiene su límite en 20μg/kg para la salsa de soja y la proteína vegetal hidrolizada.

Por su parte, a sus ésteres glicidílicos se les ha impuesto un contenido máximo de 1000 μg/kg para cualquier aceite y grasa vegetal disponible en el mercado, bien para consumo directo, bien para su uso como ingrediente en alimentos.

En el caso de aceites y grasas vegetales destinados a la producción de alimentos infantiles y alimentos elaborados a base de cereales para lactantes y pequeños de corta edad, el reglamento es más estricto, fijando su contenido máximo en 500 μg/kg.

La autoridades muestran aún mayor restricción para los productos alimenticios dirigidos a niños y lactantes. Así, a los preparados para lactantes, los de continuación y los alimentos para usos médicos  especiales, bien en polvo, bien en líquido, se limita a 50 μg/kg y los 6 μg/kg, respectivamente, su contenido máximo de ésteres glicidílicos de ácidos grasos expresados como glicidol.


¿Qué pasa si mi aceite o grasa vegetal supera el contenido máximo de 3-MCPD y sus ésteres glicidílicos?

Si los análisis de 3-MCPD y sus ésteres glicidílicos detectan un contenido superior a norma no podrán comercializarse más allá del 19 de septiembre de 2018; y siempre y cuando se hayan introducido en el mercado antes de la entrada en vigor del Reglamento (CE) nº 2018/290. El Reglamento (CE) nº 1881/2006, que fija los contenidos máximos de varios contaminantes es muy claro. En su primer artículo dice: «no se comercializarán cuando contengan uno de los contaminantes […] en una cantidad que supere el contenido máximo establecido».

Analizar la presencia de 3 mcpd y sus ésteres glicidílicos para tener unos aceites y grasas más seguros

¿Le ha resultado útil esta información?


Poco útilAlgo útilÚtilMuy útilTotalmente útil (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…


Analizar 3-MCPD y sus Ésteres glicidílicos

Benefíciese de la precisión y agilidad del laboratorio privado más reconocido a nivel nacional e internacional.

PorLaboratorio

Mosh-Moah y otros contaminantes en los aceites vegetales

Indlab es uno de los pocos laboratorios españoles capacitados para la detección de estos contaminantes en los aceites vegetales.

A los ya populares metales pesados, plaguicidas o “benzopirenos”, se suman otros compuestos como los MOSH-MOAH, los ftalatos, el 2-3 MCPD o los ésteres glicidílicos.

Indlab, laboratorio especializado en aceites vegetales, ha estudiado estos contaminantes y ha logrado aplicar métodos para su precisa determinación. De este modo, somos uno de los pocos laboratorios en los que el sector puede controlar la presencia de los Mosh-moah, el 2 y 3 MCPD, los ésteres glicidílicos o los ftalatos; entre otros contaminantes más conocidos como los plaguicidas, los hidrocarburos policíclicos aromáticos (“benzopirenos”) o los metales pesados.

SOLICITAR PRESUPUESTO

Nuestra competencia técnica al respecto de los contaminantes y residuos nos ha valido el reconocimiento del Consejo Oleícola Internacional. Somos uno de los 7 laboratorios del mundo que ha logrado demostrar su competencia en todas las áreas evaluadas por el COI: análisis físico-químico avanzado, contaminantes y residuos y análisis sensorial.

Aumenta el interés del sector por detectar y controlar los nuevos contaminantes en el aceite.

A nivel comercial, la ausencia de estos contaminantes es cada vez más demandada por envasadores e importadores, por lo que productores, exportadores y demás interesados extreman la precaución para evitar su presencia.

MOSH-MOAH

Los Mosh-Moah son aceites minerales y, según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, son perjudiciales para la salud humana. Por este motivo, la Unión Europea recomienda su vigilancia y control. La contaminación del aceite vegetal con estos compuestos puede producirse, entre otros motivos, por los lubricantes de las máquinas utilizadas durante la cosecha y la producción del mismo.

FTALATOS

Los ftalatos son contaminantes de origen plástico que pueden llegar al aceite por el uso de mangueras, conductos, envases… con estos compuestos que se usan para dar flexibilidad al plástico y que no es apto para el uso alimentario por su potencial cancerígeno.

2-3 MCPD y ÉSTERES GLICIDÍLICOS

Hemos logrado aplicar con éxito otro método para el análisis de 2 y 3 MCPD y los ésteres glicidílicos que la Unión Europea ha fijado su contenido máximo por su potencial cancerígeno y cuyo origen está en el sometimiento de los aceites vegetales a procesos de refinado o en la transformación alimentaria de los mismos.

Solicita tu presupuesto

[contact-form-7 404 "Not Found"]